Lo primeriiiiisimo que yo he hecho es informarme desde muchas fuentes distintas para no dejarme influenciar por las noticias de TV.

No es que yo tenga nada en contra, pero normalmente suelen mostrar la cara de la moneda mas dramática puesto que es a lo que estamos acostumbrados desde pequeños, nos alimentan de malas noticias y tragedias continuamente, incluso sentimos apego a recibir malas noticias, yo he tratado casos de personas que les ocurre, más de las que te puedes imaginar.

Hablaré de ello en otro post si te interesa.

En segundo lugar, lo único que nos salva ante un momento de pánico es respirar y pensar con un poco de coherencia, como siempre digo no te dejes llevar por la marea.

Si tienes miedo a los virus, lo único que te salvará es tener tus defensas naturales “a tope”.

Cuando hablamos de un virus, hablamos de un agente infeccioso microscópico acelular que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos, sea llegando desde el exterior o sea una mutación interna, es cierto que su proliferación puede causar problemas en la funcionalidad orgánica.

Pero… ¿Y si nunca llega a tu organismo? ¿Has pensado que te protege a tu organismo contra los virus?

Todos los hemos vuelto locos buscando mascarillas, gel desinfectante e incluso provisiones, pero nadie nos explica cómo tener nuestro cuerpo preparado para prevenir cualquier virus.

Y precisamente para eso te he escrito este artículo.

LAS DEFENSAS, NUESTRAS DEFENSAS NATURALES, ESA ES LA CLAVE

¿Cómo hacemos esto?

Si hemos sobrevivido millones de años ha sido gracias a la adaptación de nuestra morfología y fisiología al medio. Nuestro cuerpo no es un “impotente” ante el medioambiente. Todo lo contrario. Es fuerte y tiene todos los mecanismos que necesita para poder adaptarse.

Lo único que debes fomentar son tus defensas naturales. Los glóbulos blancos destruyen a los virus, siendo esto así lo único que debes mejorar es su proliferación en tu cuerpo.

Hay otras formas naturales, barreras que dificultan la entrada desde el exterior y que podemos utilizar en este mismo momento.

Consejos para el día a día

1.- Bebe mucha agua, si le pones limón mejor aún, incluso infusiones de jengibre en ayunas.

2.- Haz ejercicio cada día y ejercicios de relajación cada mañana, 10 minutos de meditación, te vienen ideal.

3.- Descansa para que tu organismo pueda revitalizarse por la noche.

4.- Consume alimentos con vitamina E y C (frutos secos, aceites vegetales, semillas, hortalizas de hojas verdes y frutas ácidas) y recibe baños de sol (con 15 minutos es suficiente).

Si te gusta tratar tu salud de manera natural y consciente te paso unos datos que todo Naturópata tiene en cuenta en su consulta cuando hablamos de aumentar defensas.

Cómo ya puedes intuir usamos mucho la herbología para prevenir enfermedades y tener nuestro cuerpo desintoxicado para que así si se presente algún virus, como éste, el organismo sea capaz de combatirlo sin que nos enteremos.

De manera rápida y resumida ese es el trabajo de un Naturópata, prevenir cualquier enfermedad, hacer que tu cuerpo y mente siempre trabajen de forma equilibrada aportándote bienestar.

Te expongo ahora mi caso personal, hago ayunos cada día de 15 horas, mi alimento de forma consciente, trabajo mi mente y emociones cada día, ¿que crees que yo le tengo miedo a este virus? Ni siquiera pienso que exista para mi, fíjate lo que te digo.

Y acabo de viajar desde Argentina recorriendo de norte a sur, pasando por Londres, Madrid y he llegado a Sevilla, y en ningún momento he tenido miedo a contagiarme por qué sé que mi cuerpo trabaja de manera optima, y mi mente más.

Pero para tu tranquilidad he querido recopilar algunas plantas o complementos alimenticios que puedes incluir en tu día a día para aumentar tus defensas rápidamente.

  • Equinácena. Es una planta medicinal perteneciente a la familia de las margaritas, muy recomendada y muy utilizada para aumentar las defensas y aliviar dolores e infecciones. Al poseer propiedades antibióticas, antivíricas, antiinflamatorias y antipiréticas, esta planta se utiliza como tratamiento para infecciones en las vías respiratorias, en la boca y para resfriados comunes que pueden o no incluir fiebre.
  • Astrágalo chino. Muy conocida y utilizada en la medicina china desde tiempos ancestrales, el astrágalo renueva las células y aumenta las defensas, constituyendo un gran tratamiento revitalizante para personas que pueden sufrir épocas de convalecencia, resfriados o procesos víricos con mucha facilidad.
  • Cúrcuma. Es una raíz perteneciente a la misma familia que el jengibre y el cardamomo, la denominada zingiberaceae. Además, constituye el ingrediente principal y la base del curry, siendo muy utilizada en la gastronomía asiática e hindú. Lo que más destaca de esta raíz y la razón de sus propiedades antioxidantes, antibacterianas, antiinflamatorias, anticancerígenas y calmantes, es la curcumina. Esta sustancia actúa sobre las inflamaciones, calmándolas y aliviando las molestias que puedan provocar, pero además, incide en las células regenerándolas. Por este motivo posee una acción anticancerígena: ayuda no sólo a regenerar, también fortalece los glóbulos blancos presentes en tu torrente sanguíneo, los cuales son la estructura de tu sistema inmunitario.

Estas tres plantas puedes encontrarlas en infusión o en cápsulas si te resulta más fácil, seguramente las puedas conseguir en tu herboristeria de siempre.

  • Otra opción que puedes utilizar es la auriculopuntura, funciona muy bien.

Y por último las esencias florales o flores de Bach también son bastante potentes para aumentar defensas.

Las puedes encontrar en infusión en las herboristerias o pedir a un profesional que te las prepare para así poder tomarlas, no es aconsejable consumir directamente, siempre se prepara una mezcla específica, también puedes pedir información en tu herboristeria o tienda ecológica, no siempre dan el servicio pero es bastante común. O si quieres puedes escribirme a manuela@bellasinb.com y te haremos un testaje en una sesión individual 🙂

Te explico como reforzar tu sistema inmunológico y autogestionar tu salud de una forma natural. Las esencias florales nos ayudan a mantenernos en armonía y equilibrio tanto mental como físico, por lo que es una herramienta bastante importante cuando una persona acude para asesorarse y mejorar su salud.

Vamos a ello. Un apunte, las esencias tienen sus nombres en inglés por qué se conocen así, sólo apuntalas y pídelas tal cual.

  • GORSE. Para las personas que han perdido las esperanzas de curarse, de vencer la enfermedad y para restablecer la lucha inmunitaria.
  • STAR OF BETHELEM. Para recuperar la vitalidad interna, la fuerza. Adapta el sistema nervioso a los cambios energéticos. Pone en marcha nuestros procesos curadores detenidos.
  • CRAB APPLE. Es la flor de la limpieza, que ayuda también a eliminar las toxinas del cuerpo. Uno de los mejores antibióticos naturales.
  • CLEMATIS. Previene infecciones.

Espero que todo lo que te proporciono aquí te ayude a mantenerte segura y a tener siempre recursos para saber autogestionar tu salud.

Y recuerda que cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que le dice tu mente. La negatividad es una de las emociones que más debilita el sistema inmunológico.

NAMASTÉ

Share via
Copy link