Seleccionar página

La leche dorada, también conocida como leche de cúrcuma, es una bebida india que ha ido ganando popularidad en las culturas occidentales.

Esta bebida amarilla brillante se elabora tradicionalmente calentando la leche de vaca o de origen vegetal con cúrcuma y otras especias.

Se promociona por sus muchos beneficios para la salud y, a menudo se utiliza como un hábito saludable para aumentar la inmunidad y evitar la enfermedad. Es originaria de la India, donde se llama haldi ka doodh, se usa en la medicina Ayurveda.

Aquí hay 7 beneficios basados en la ciencia de la leche dorada, y una receta para hacer la tuya.

Los ingredientes clave están cargados de antioxidante

El ingrediente clave en la leche dorada es la cúrcuma , una especia amarilla popular en la cocina asiática, que le da al curry su color amarillo.

La curcumina, el componente activo en la cúrcuma, se ha utilizado en la medicina ayurvédica durante siglos debido a sus fuertes propiedades antioxidantes.

Los antioxidantes son compuestos que combaten el daño celular y protegen su cuerpo del estrés oxidativo.

Son esenciales para el funcionamiento de sus células, y los estudios muestran regularmente que las dietas ricas en antioxidantes pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones y enfermedades.

La mayoría de las recetas de leche dorada también incluyen canela y jengibre; ambas tienen también propiedades antioxidantes impresionantes. Puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor articular. Los ingredientes de la leche dorada tienen poderosas propiedades antiinflamatorias.

Se cree que la inflamación crónica juega un papel importante en las enfermedades crónicas, como el cáncer, el síndrome metabólico, el Alzheimer y las enfermedades del corazón. Por esta razón, las dietas ricas en compuestos antiinflamatorios pueden reducir el riesgo de estas afecciones.

La investigación muestra que el jengibre, la canela y la curcumina, el ingrediente activo en la cúrcuma, tienen potentes propiedades antiinflamatorias.

Los estudios incluso sugieren que los efectos antiinflamatorios de la curcumina son comparables a los de algunos medicamentos farmacéuticos sin ninguno de los efectos secundarios. Estos efectos antiinflamatorios pueden reducir el dolor articular causado por la osteoartritis y la artritis reumatoide. Puede mejorar la memoria y la función cerebral.

La leche dorada también puede ser buena para tu cerebro.

Los estudios demuestran que la curcumina puede aumentar los niveles de factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). BDNF es un compuesto que ayuda a su cerebro a formar nuevas conexiones y promueve el crecimiento de las células cerebrales.

Los bajos niveles de BDNF pueden estar relacionados con trastornos cerebrales, incluida la enfermedad de Alzheimer.

La curcumina de la cúrcuma puede mejorar el estado de ánimo. Parece que la cúrcuma, más específicamente su compuesto activo curcumina , puede aumentar el estado de ánimo y reducir los síntomas de la depresión. En un estudio de 6 semanas, 60 personas con trastornos depresivos mayores tomaron curcumina, un antidepresivo o una combinación.

Los que recibieron solo curcumina experimentaron mejoras similares a las que recibieron los antidepresivos, mientras que el grupo de combinación notó la mayor cantidad de beneficios.

La depresión también puede estar relacionada con bajos niveles de factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). Como la curcumina parece aumentar los niveles de BDNF, puede tener el potencial de reducir los síntomas de la depresión. Puede proteger contra las enfermedades del corazón.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo.

Curiosamente, la canela, el jengibre y la cúrcuma, los ingredientes clave en la leche dorada, se han relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Por ejemplo, una revisión de 10 estudios concluyó que 120 mg de canela por día pueden reducir el colesterol total, los triglicéridos y los niveles “malos” de LDL mientras aumentan los niveles “buenos” de HDL.

En otro estudio, 41 participantes con diabetes tipo 2 recibieron 2 gramos de polvo de jengibre por día. Al final del estudio de 12 semanas, los factores de riesgo medidos para la enfermedad cardíaca fueron un 23-28% más bajos.

Además, la curcumina puede mejorar la función de los revestimientos de los vasos sanguíneos, conocida como función endotelial. La función endotelial adecuada es importante para un corazón sano.

Mejora el sistema inmune.

La cúrcuma latte es empleada por los indios desde hace muchos años para tratar resfriados e infecciones, y diversas investigaciones, como una publicada en BioMed Research International, una en Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials, otra en Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine y otra en el Journal of Ethnopharmacology, han demostrado que la bebida dorada fortalece el sistema inmunitario, pues la curcumina tiene propiedades antifúngicas, antivirales y antibacterianas. Además, el jengibre y la canela pueden inhibir el crecimiento de algunas bacterias que causan infecciones respiratorias.

Los ingredientes de la leche dorada, especialmente el jengibre y la canela, pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Tomar hasta seis gramos de canela cada día podría reducir los niveles de azúcar en sangre en ayunas hasta un 29%, según un estudio de la Thames Valley University (Reino Unido). El jengibre, por su parte, puede reducir esa cantidad hasta en un 12%, expone un estudio iraní. Este efecto beneficioso se obtiene siempre y cuando no se añadan miel, sirope de agave o jarabe de arce, pues esto aporta azúcares a la bebida.

Te puede ayudar a luchar contra la depresión.

La curcumina tiene efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo de las personas, lo que podría reducir los síntomas de la depresión. Según el Government Medical College de la India, la curcumina puede tener efectos similares a los fármacos que se usan en este trastorno afectivo. Además, un estudio de la Universidad de Panjab (India) ha analizado el potencial de este extracto de la cúrcuma como antidepresivo, y aunque afirma que es beneficioso, cree que se deben realizar más estudios al respecto.

El jengibre y la cúrcuma pueden mejorar la digestión

La indigestión crónica, también conocida como dispepsia, se caracteriza por dolor e incomodidad en la parte superior del estómago.

El retraso en el vaciado del estómago es una causa potencial de indigestión. El jengibre, uno de los ingredientes utilizados en la leche dorada, puede ayudar a aliviar esta condición al acelerar el vaciado del estómago en personas que sufren de dispepsia.

La investigación muestra además que la cúrcuma, otro ingrediente utilizado para hacer leche dorada, puede ayudar a reducir los síntomas de indigestión. La cúrcuma también puede mejorar la digestión de la grasa al aumentar la producción de bilis en hasta un 62%.

Finalmente, los estudios muestran que la cúrcuma puede ayudar a mantener una digestión adecuada y prevenir los brotes en individuos con colitis ulcerosa, un trastorno digestivo inflamatorio que produce úlceras en el intestino.

¿Cómo hacer tu propia leche dorada?

La leche dorada es fácil de preparar en casa: simplemente sigue esta receta:

Ingredientes:
1/2 taza (120 ml) de leche de vaca o vegetal sin azúcar de su elección.
1 cucharadita de cúrcuma.
1 pedazo pequeño de jengibre fresco rallado o 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
1/2 cucharadita de canela en polvo.
1 pizca de pimienta negra molida.
1 cucharadita de miel o sirope de ágave (opcional).

Preparación:
Para hacer la leche dorada, simplemente mezcle todos los ingredientes en una olla o cazuela pequeña y déjela hervir.
Reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante unos 10 minutos o hasta que sea fragante y sabroso.
Cuele la bebida a través de un colador fino en tazas y cubra con una pizca de canela.
La leche dorada también se puede preparar con anticipación y guardar en el refrigerador por hasta cinco días. Simplemente vuelva a calentarlo antes de beber.

La leche dorada es una deliciosa bebida cargada de antioxidantes que puede proporcionar una variedad de beneficios y hábitos saludables, desde un cerebro y corazón más sanos hasta huesos más fuertes, una mejor digestión y un menor riesgo de enfermedad.

Para obtener la mayoría de los beneficios de esta alimentación saludable, use una leche con calcio y vitamina D y la cantidad de miel o sirope de ágave que sea muy escasa o nula.

NAMASTÉ

Share via
Copy link
Powered by Social Snap