¿Quieres enfocarte en actitudes positivas?

¿Deseas que tu mente deje de pensar sólo en experiencias negativas?

¿Te gustaría que tu vida se enfocara en tener paz y tranquilidad?

Si todas tus respuestas son “SI”, ha llegado el momento de que conozcas la PNL (Programación Neurolingüística), si es que no la conoces aún, por que ahora esta muy extendida en el mundo de la psicología y couching.

Para mi bienestar mental, y por tanto físico reprogramar mi mente con nuevos programas mentales ha sido mi liberación, mi ansiedad desapareció básicamente con PNL, lo fui compaginando con algunos suplementos naturales para paliar los síntomas, pero la base de mi recuperación fue como me dirigía cada día a mi subconsciente, y ahora entenderás la importancia de esto.

El ser humano se comunica por el lenguaje, por las palabras y éstas crean impacto en nuestra mente, sean verdad o no, pero nuestra mente subconsciente, (no la consiente ¡ojo!, qué son temas diferentes), lo interpreta como que es una realidad.

Te explico de forma breve:

Mente consciente: Es la más conocida de todas. Es en la cual desarrollamos directamente la inteligencia y mediante la cual adquirimos los conocimientos. También podríamos denominar a la mente consciente, como la mente lógica o racional. Es la que nos permite tomar decisiones acertadas en determinados instantes con base en las condiciones y el análisis que se pueda realizar sobre ellas.

La usamos para saber cómo hacer lo que vamos a hacer. Es con la que le prestamos atención a los detalles y con la que llevamos a cabo nuestras acciones. Por ejemplo: Usamos nuestra mente consciente, para decidir si cruzar o no la calle, con base en si vemos o no tráfico en determinado momento.

La mente muchas veces hace uso de los recuerdos y las memorias almacenadas, por lo que tiende a desarrollar y mejorar sus habilidades con el tiempo.

Mente Subconsciente: Es la mente emocional. Es aquella que se deja llevar por los gustos, los deseos y el corazón. Subconscientemente creamos fuertes enlaces neuronales hacia ciertas cosas o personas. Por ejemplo, intenta cambiar de lugar el cubo de basura de tu cocina o de tu cuarto. Verás como te tomará al menos unos días acostumbrarte a su nueva ubicación. De primeras irás a tirar la basura al lugar anterior aún sabiendo que lo has cambiado.

Esto debido a que la conexión neuronal se había fortalecido y de manera subconsciente conocíamos su lugar, por lo que no teníamos que pensar conscientemente en dónde tirar la basura. La mente nos facilita el trabajo pero debemos saber jugar con ella, uso el término jugar por que es lo que yo hago con ella diariamente y eso hace que sea divertido, con lo cual no te resultará un trabajo.

Nuestra mente subconsciente es la encargada de obligarnos a llevar a cabo acciones que en ocasiones consideramos irracionales. Es por ejemplo la que nos impulsa a comprar cosas innecesarias en ocasiones, o la que nos hace sentir celos o ira. Es la encargada en sí, de nuestros sentimientos, pues es la mente que nunca olvida.

Si quisieras conscientemente recordar todo lo que has hecho en tu vida, sería imposible. Pero el subconsciente tiene acceso a todos ellos. Pero cosas que incluso creías que habías olvidado, las puedes recordar si logras tener un acceso a esa mente subconsciente.
Como por ejemplo cuando hablamos con un viejo amigo de experiencias pasadas.

Estas conversaciones en sí mismas crean atajos a nuestros recuerdos almacenados en el cerebro. Y los traen de vuelta mediante nuestra mente subconsciente. Es por esta mente que podemos recordar cosas tan abstractas como sentimientos. Por ejemplo, cómo nos sentimos en cierto lugar, o con ciertas personas y hasta olores, nos traen recuerdos.

Piensa que las personas que han conseguido el éxito en algún área de su vida no ha sido por su riqueza, sus circunstancias externas o que tengan una inteligencia prodigiosa, si no por la programación mental que tienen dentro de su cabeza.

Todo lo que consigas en la vida es programación mental.

De hecho, lo que creamos en nuestro mundo exterior es una consecuencia de lo que creamos primero nuestro mundo interior.

Si nos fijamos en la primera persona del singular del verbo creer «YO CREO» es igual que la primera persona del singular del verbo crear «YO CREO».

 Creer es crear, esta frase llevo 2 años repitiéndomela día tras día, y créeme que tiene resultados en mi mente y estos se proyectan en mi vida.

Obviamente, tienes que tomar acción y hacer algo para que “algo” suceda, ese objetivo, propósito o sueño no llegará con solo decir una frase, pero esta frase hará que tu mente no te juegue malas pasadas y tu atención/foco este en ese objetivo, si logras esto, te aseguro que conseguirás lo que te propongas.

Piensa que las personas que han conseguido el éxito en algún área de su vida no ha sido por su riqueza, sus circunstancias externas o que tengan una inteligencia prodigiosa, si no por la programación mental que tienen dentro de su cabeza.

Todo lo que consigas en la vida es programación mental. De hecho, lo que creamos en nuestro mundo exterior es una consecuencia de lo que creamos primero nuestro mundo interior.

Y la gran pregunta es: ¿Cómo reprogramar tu mente?

Tenemos que entender que todos los pensamientos que tenemos en nuestra cabeza están codificados con imágenes, sonidos y sensaciones.

De hecho, todo lo que experimentamos en la vida lo captamos a través de los sentidos, y por ello todos los eventos en nuestra mente tienen unos detalles visuales, auditivos y kinestésicos (sensaciones).

La magia está en que tu mente da un significado a cada evento de tu vida dependiendo de los detalles visuales, auditivos y kinestesicos. Estos detalles son lo que llamamos en PNL las submodalidades.

Si tú cambias las submodalidades en tu mente cambia completamente el cómo te sientes y lo que piensas, sobre ese evento, cualquiera que sea.

En breve, colgaré en la web videos con ejercicios para que puedas practicar y sentir el cambio, es fabuloso.

NAMASTÉ.

Pd.: Si alguna vez lo probaste, déjame un comentario, estaré encantada de leerte. Y si no tenías ni idea dime si te interesa ver los videos para seguir aprendiendo, así me pongo las pilas para subirlos antes jeje, es cuestión de motivación, la mente… ya sabes.

 

 

 

Share via
Copy link